¿Bestias al volante? Sí, cuando manejan los que diseñan semáforos.

Estándar

Todos sabemos que la ciudad de Lima (y el Perú en general) tiene uno de los índices más altos de accidentes de tránsito del mundo. También sabemos que el tráfico en Lima es uno de los peores en Latinoamérica. ¿Pero sabemos por qué?

Cuando decimos que estos problemas se deben a la falta de “cultura vial” de los conductores prácticamente nos estamos resignando a que las cosas nunca mejoren, a que sigan muriendo personas en las calles, quedando discapacitadas, y a que la ciudad nunca sea eficiente para movilizarse.

Es cierto que se necesita cambiar la “cultura vial” de los conductores en Lima. ¿Pero, cómo?

El primer paso es brindar al conductor, al ciclista, y al peatón (o sea a todos) una infraestructura vial adecuada. De lo contrario es como quejarse de que tus hijos no rindan bien en el colegio cuando tú les das unos cuadernos deshojados, un lapicero que no pinta bien, los mandas en sayonaras y no le compras lentes cuando el pobre chico es más miope que un topo.

¿Pero, cómo podemos saber si la infraestructura es adecuada o no? ¿Quién determina si la infraestructura vial está bien o está mal?

Por suerte el Perú no es el único país del mundo con carros, con congestión, con conductores agresivos, con peatones avezados. Por más que nos creamos una especie única, no somos tan especiales. Dadas las condiciones cualquier población de seres humanos se comportará de la misma manera que nosotros. “En Lima, hasta un suizo maneja como peruano y no como suizo”.  Como no somos el unico país con este problema ya otros países han hecho todo el trabajo, todas las investigaciones, los estudios, los experimentos y nosotros solo tenemos que hacer copy/paste. Es más, ya lo hicimos hace tiempo, y ya es hora de actualizarnos porque los paises de los que nos copiamos han seguido investigando y ya se han actalizado varias veces.

Aunque estemos más que un poco atrasaditos, tenemos varias guías que nos dicen qué debemos hacer para minimizar accidentes y agilizar el flujo vehicular en nuestras vías. Una de esa guías es el Manual de Dispositivos de Control de Tránsito Automotor en Calles y Carreteras que publica el Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú (MTC).

Este manual es la norma de señalización vial e incluye un capítulo completo (el Capítulo 5) a las normas concernientes a semáforos. Las normas que incluye este manual, en su mayoria, son adaptaciones de las normas de manuales extranjeros y existen fundamentos tecnicos detrás de ellas. Por ejemplo, existen casos y estudios que determinaron que el mejor diseño para una señal de PARE es un octágono rojo con letras blancas y no es porque a alguien simplemente se le ocurrió.

Asi mismo, hay razones detrás de las normas para semáforos.

¿Alguna vez te has pasado una luz roja “sin querer queriendo”? Sé honesto, tal vez estabas distraído, pensando en cualquier otra cosa, conversando, o estabas en “piloto automático” y se te pasó. A mí me ha pasado. Eso le pasa a todo el mundo y a cada rato, y por eso existen normas que aseguran que los semaforos sean lo mas visibles posibles para llamar la atención hasta de los condutores a los que se les paséa el alma.

Dos de las normas que fueron diseñadas especificamente para evitar accidentes son estas:

1) El número de caras semafóricas en una intersección:

Según la norma del MTC, cada calle que llega a una intersección controlada por semáforo debe tener un mínimo de dos caras de semáforo (para vehículos) dando la misma indicación. No importa si la calle es de un solo carril, cada calle debe tener un mínimo de dos caras de semáforo.

Esto se hace para darle mayor visibilidad al semáforo y como medida de precaución para que, en la eventualidad que una lente se queme o que sea obstruida por un vehículo grande, una rama de un árbol, etc, aún habrá una lente adicional que dé la indicación a los vehículos que se aproximan.

Además, si un semáforo tiene solamente una cara para alguna de las calles que controla y una de las luces de esa cara se quema (digamos la luz roja) se crea una situación sumamente peligrosa. El conductor que se aproxima al cruce en esa calle debe adivinar qué luz tiene y entrar a la intersección a ciegas. Un conductor en la calle transversal no tiene cómo saber que la luz roja del semáforo en la otra calle está quemado y cruzará la intersección en luz verde asumiendo que la calle transversal tiene luz roja. Cuando existen al menos dos caras, como exige la norma, la probabilidad que esto ocurra se reduce enormemente.

¿Suena lógico y elemental no?
Bueno, pero en Lima vemos esto por todas partes. Por ejemplo:

Av. 28 de Julio, Miraflores:

Av. Las Artes, San Borja:

Calle Las Gardenias, Surco:

Miraflores, Lince, y San Borja:

Calle Choquehuanca con Calle República, San Isidro:

2) La ubicación del semáforo:

Otra cosa que es de suma importancia para que un semáforo sea seguro y no cause accidentes es su ubicación dentro de la intersección.

La norma de señalización del MTC incluye un diagrama en donde muestra el lugar en donde deben colocarse los semáforos en una intersección. El diagrama, así como casi la totalidad del manual del MTC, es una adaptación de la norma estadounidense de 1971. La norma estadounidense ha sido actualizada mas de 6 veces desde su edición de 1971. La última versión es del 2009.

El diagrama estadounidense ha sido actualizado para tener en cuenta el aumento de visibilidad que brindan los semáforos con lámparas LED de 12 pulgadas de diámetro y por eso permite mayores distancias máximas.

El diagrama fue elaborado y se hizo norma porque se reconoció la importancia que tiene la la ubicación de los semáforos en la seguridad vial y en su correcto funcionamiento. La idea es que el conductor siempre tenga la mirada puesta hacia adelante y pueda ver, en todo momento, lo que está ocurriendo delante de su vehículo. Incluso cuando el conductor está con la mirada fija en la luz del semáforo esperando a que cambie de color, podrá ver con su visión periférica lo que ocurre delante de su vehículo.

En cambio, supongamos que un semáforo está colocado fuera del campo visual del conductor. Digamos que el semáforo está a la derecha de la vía y a menos de 12 metros de la línea de parada. Un conductor que esta esperando el cambio de luz y es el primero detrás de la línea de pare estará con la cabeza volteada a la derecha mirando al semáforo y no podrá darse cuenta que un peatón viene cruzando por su lado izquierdo. Si el peatón se tropieza y cae delante del vehículo del conductor justo antes que la luz cambie a verde, el conductor mirará al frente, verá que todo está claro y avanzará, atropellando al peatón que hacía un segundo se cayó delante del vehículo. En este caso es más que fijo que se le echará la culpa al chofer y se le acusará de manejar como una bestia.

De la misma manera, un conductor que quiere girar a la izquierda en luz verde y que debe ceder el paso a los vehículos que vienen en sentido contrario tendrá mucha dificultad para juzgar si debe o no proceder cuando el semáforo no esta dentro del cono visual mostrado en la figura. Cuando el semáforo está dentro de su cono visual el conductor puede buscar un espacio para entrar entre los vehículos que vienen en el sentido opuesto y hacer su giro mientras que ve con su visión periférica que la luz continúa en verde, y no tiene que estar volteando a mirar la luz antes de hacer su maniobra.

Muchísimos accidentes que han ocurrido en Lima, en el cual se ha culpado al conductor o al peatón en realidad se han debido a una mala ubicación del semáforo. No es por las puras que se decidió normar su ubicación pues!.

Sin embargo, lo que vemos en Lima es esto:

Entrada al “Pentagonito”, San Borja:
Av. Benavides con Paseo de la República, Miraflores:
Av. República de Panamá con Av.28 de Julio, Miraflores:
Frente a Plaza Vea de la Av. República de Panamá:
Av. Ayacucho con Aviación, Surco.
Cualquier accidente que ocurra en estas intersecciones podría muy bien atribuirse al incumplimiento de la norma del MTC en lugar de la imprudencia del conductor o del peatón, y en mi opinión así debería ser hasta que se corrijan estas faltas de diseño.¿Por qué mejor no salimos de dudas, instalamos semáforos de acuerdo a la norma, y la próxima vez que una “bestia al volante” mate a alguien en ese cruce recién decimos que es por la falta de “cultura vial”?“Sé consciente pe’ varón.”

Nota: Algunas fotos mostradas tienen dos años de antigüedad o más y es probable que las condiciones del semáforo hayan cambiado.
Anuncios

5 comentarios en “¿Bestias al volante? Sí, cuando manejan los que diseñan semáforos.

  1. ¡Interesante! ¿Quiénes están a cargo de hacer cumplir esta norma? ¿Son los municipios o hay alguna entidad del MTC que debe fiscalizar esto? Me imagino que no es tan costoso reparar estos errores de implementación. Encontraría sumamente interesante que sigas elaborando el tema y sugieras una idea de cómo podríamos convencer a quien corresponda de arreglar esto.

    • Se supone que el ente que aprueba la obra (municipio, la DGTU, el concejo nacional de seguridad vial, etc.) debe verificar que las normas de diseño de estén cumpliendo. Como no siempre habrá un profesional experto que trabaje en el sector público haciendo la revisión, se supone que el profesional que diseñó la obra (que obligatoriamente debe ser “experto”) asume la responsabilidad. En realidad el diseñador asume la responsabilidad siempre. En caso que el diseñador no cumpla con la norma, se le puede denunciar ante el Colegio de Ingenieros del Perú. Cualquier persona puede hacerlo. La sanción sería la suspensión temporal o definitiva de su colegiatura.

  2. José Rojas

    Otro momento en el que ocurren problemas es cuando, en un cruce, los vehículos tienen luz verde para doblar a la derecha y los peatones para cruzar. Los primeros suelen creer que tienen la preferencia. ¿Existe alguna forma de mejorar eso a través del diseño o de la temporización de los semáforos, o en esos casos si depende únicamente de la “cultura vial” de los conductores?

    • Sí existen maneras. Una es con una fase exclusiva peatonal (todos los autos tienen luz roja en todos los sentidos y los peatones pueden cruzar en todas las direcciones). Otra es diseñando la curva de giro a la izquierda de manera más cerrada, pero en ese caso aún se espera que el conductor que gira a la derecha le ceda el paso a los peatones.
      Pero la falta de “civismo y cultura vial”, incluso en casos como este es consecuencia de los malos diseños.

      Si el tráfico fluyese de manera ordenada, debido a un buen diseño, los conductores transitarían de una manera más tranquila, menos agresiva, y estarían más inclinados a tener empatía con los peatones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s